November 19, 2020

Recomendaciones para salir del aislamiento

Estamos a pocos días de salir, de forma progresiva y dependiendo de cada zona del país, del aislamiento. Aunque tenemos ganas de ir volviendo a la normalidad y recuperar la libertad básica del desplazamiento, de pasear donde y cuando queramos e ir retomando relaciones presenciales con nuestros seres queridos, éste es uno de los momentos más importante del proceso.

¿Por qué? Porque la vida, nuestra vida y biografía, son una interpretación. Lo que contamos a los demás cuando rememoramos nuestros años pasados no es la realidad, lo que nos ha ocurrido, sino una interpretación: lo que pensamos sobre lo que nos ha ocurrido. Y en los momentos finales de un suceso, como ocurre ahora que nos encontramos al final del aislamiento, es cuando la mente genera la interpretación global del suceso, y esa interpretación es la que se almacenará en la memoria. Siguiendo el viejo proverbio japonés que dice: “Una pérdida, una ganancia”, vale la pena que seamos conscientes de lo positivo que hemos obtenido durante este aislamiento, para mejorar así nuestra resiliencia y que no queden sucesos traumáticos, negativos, en nuestra memoria biográfica. Lo aspectos que tendríamos que plantearnos, para aumentar nuestra resiliencia, son los siguientes:

1.-¿QUÉ HE APRENDIDO?: La principal lección es que vivimos en un mundo continuamente cambiante e impredecible, donde lo que hacemos y planificamos puede venirse abajo en cualquier momento. En es contexto ¿qué es lo importante? Más allá de lo que hagas o de cómo te vaya la vida en general, lo que la psicología ha demostrado que es más importante para la felicidad son dos cosas: 1.- Un claro sentido o propósito de nuestra vida, basado en nuestros valores y 2.- Una vida conectada, con relaciones interpersonales que sintamos significativas y valiosas, y una preocupación por el bienestar de los demás seres vivos, no sólo de nuestro bienestar.

2.- VOLVER POCO A POCO: No te lances apresuradamente a la vieja normalidad. Ve reincorporándote poco a poco e integrando aquello que has aprendido, que has descubierto que vale la pena y quieres incorporar a tu nueva vida con más sentido. Si en pocos meses tu vida es exactamente igual que antes de la pandemia, no habrás aprendido nada de este período único y ni aumentarás tu resiliencia.

3.- NO OLVIDAR LO IMPORTANTE: Dos de las enseñanzas más valiosas que las personas suelen adquirir en estas situaciones son las siguientes: 1.- Que lo único que no tiene solución es la pérdida de la vida y que todas las demás pérdidas, materiales o de otro tipo, pueden aliviarse. Por tanto, agradezcamos profundamente estar vivos. 2.- Que nuestra alegría más duradera y profunda vendrá de sentir que hacemos cosas por los demás y que las acciones de nuestra vida van más allá de nosotros mismos, orientadas a que le mundo vaya un poco mejor.

4.- RECUPERAR Y VALORAR AUN MÁS LAS AMISTADES: Las amistades y las personas que nos quieren son nuestro mayor tesoro. Reforcemos aún más nuestro vínculo con ellos: agradezcámosles la suerte de tenerlos en nuestro círculo y pidamos perdón por aquello que hayamos podido hacer y que les haya producido sufrimiento.

5.- NO BUSQUES FUERA LO QUE ESTÁ DENTRO: La felicidad no esta en los objetos externos, en el dinero o en lo que se puede comprar con él, en la fama o el poder, en el sentimiento de que nos admiran. La dependencia hacia estos objetos es una tiranía, nunca se tiene lo bastante y se puede perder en cualquier momento. La felicidad está dentro de nosotros, está siempre ahí para que la disfrutemos y la compartamos.

6.- LA FELICIDAD ESTA EN LAS PEQUEÑAS COSAS: Y ¿dónde está la felicidad dentro de nosotros? Como ya hemos dicho: En nuestros valores y sentido de la vida, en la sensación de que ayudamos a que el mundo vaya un poco mejor y en el disfrute de las pequeñas alegrías de la vida. En la sensación interna y profunda de que estamos vivos en un mundo que es fascinante. Esa es la auténtica alegría del ser humano.

7.- PUEDE VOLVER A OCURRIR: Y no nos engañemos. Puede volver a ocurrir. La pandemia o cualquier otra catástrofe. Porque, aunque no queramos darnos cuenta, nuestro mundo es impermanente, incontrolable e impredecible. Y estas situaciones nos confrontan con la realidad. Por tanto, busca siempre la felicidad dentro de ti, en lo que nunca puedes perder. Y, como decía Rumi: “Dá lo que tengas que dar, antes de que la vida te lo quite todo”.

(Foto: Arte bizantino, Estambul)

#mindfulness #compasión #meditación #coronavirus #aislamiento

SIGUE LEYENDO

Posts muy interesantes

La compasión en las tres grandes religiones monoteístas
La compasión en las tres grandes religiones monoteístas
La compasión en el CristianismoEn el Antiguo Testamento, en el Éxodo, la compasión aparece como una característica de Yahvé cuando describe que es la bondad de Dios la que libera a los judíos de la esclavitud impuesta por los egipcios. El Deuteronomio también enfatiza la protección que deben recibir
LEER MÁS
El sentido de la vida
El sentido de la vida
En los últimos años, la psicología está enfatizando la importancia del sentido de la vida, como un elemento imprescindible para poder ser feliz. Por otra parte, conectar con este sentido, es lo que permite estar comprometido con nuestras acciones a largo plazo.
LEER MÁS
¿Cómo actúa la compasión?
¿Cómo actúa la compasión?
MECANISMOS DE ACCIÓNLos mecanismos principales serían:1.- DISMINUCIÓN DE LA AUTOCRÍTICA: Las personas autocompasivas, cuando describen sus debilidades, no lo hacen tanto sintiéndose aislados o culpables ni utilizando la primera persona singular (“yo”), sino empleando el plural (“nosotros”)
LEER MÁS

¿Necesitas saber más?

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades sobre mindfulness, cursos, podcasts y otras técnicas para mejorar tu salud.

Gracias por suscribirte! Pronto empezarás a recibir nuestras noticias
Uups! Algo ha ido mal cuando intentabas suscribirte.