November 19, 2020

Entender la depresión (I): pensamientos voluntarios e involuntarios

La mente es un espejo flexible, ajústalo, para ver mejor el mundo
                                                                                                     Amit Ray

Se calcula que tenemos unos 60 mil pensamientos cada día. Duran muy poco tiempo, unos 3-4 segundos, y aparecen continuamente. Por ello siempre tenemos la sensación de estar pensando todo el tiempo.

A menudo creemos que TODOS los pensamientos los generamos nosotros pero no es así. De hecho, la mayor parte de ellos aparecen en nuestra mente sin que nosotros los elijamos. ¿Te habías dado cuenta de esto? Seguro que en más de una ocasión te has descubierto pensando sobre temas que querrías quitarte de la mente. ¿Por qué no lo haces? Porque tú no eliges esos pensamientos, ni puedes evitar que surjan. Una petición muy frecuente en las consultas de salud mental es: “Doctor, deme algo para dejar de pensar”.

En oriente, se considera que la mente es el sexto sentido, porque funciona igual que el resto de los sentidos. Pensemos en la vista: podemos mirar (verbo que expresa voluntariedad) algo que queramos, pero si no lo hacemos, veremos (de forma involuntaria) lo que se encuentra a nuestro alrededor. Con el oído pasa lo mismo: podemos escuchar (verbo que expresa volición) una conversación, pero si no queremos prestar atención voluntariamente, igualmente oiremos (verbo involuntario) los sonidos que se producen en el entorno. La mente funciona del mismo modo: podemos pensar de forma voluntaria, por ejemplo, para organizar unas vacaciones, pero la mayor parte del tiempo, nuestra mente no puede evitar estar continuamente generando pensamientos, aunque nosotros no queramos. Igual que el ojo no puede dejar de ver, ni el oído dejar de oír, la mente no puede dejar de pensar. En los tres casos, aunque podemos hacerlo voluntariamente, la mayor parte del tiempo el proceso es involuntario.

PRÁCTICA: DIFERENCIAR ENTRE PENSAMIENTOS VOLUNTARIOS E INVOLUNTARIOS
Cierra los ojos e intenta mantener la mente en blanco durante uno o dos minutos. ¿Qué es lo que sucede? Podrás observar que los pensamientos van y vienen continuamente, sin que tú tengas ningún poder ni control sobre ellos. Tú no eres quien decide esos pensamientos. Simplemente ellos se generan dentro de ti, y esto hace que a menudo creas que son tuyos. Muchos pensamientos involuntarios, no puedes pararlos, te sientes atrapado por ellos, ya que muchas veces son rumiaciones sobre lo que te preocupa.

Prueba ahora a planificar un tema voluntariamente, por ejemplo, lo que vas a hacer el fin de semana. Observa como intencionalmente puedes elegir sobre qué pensar, y como puedes dejar de hacerlo cuando quieras. Te sientes mucho más libre con este tipo de pensamientos porque los controlas.

Has descubierto que hay dos tipos de pensamientos: 1.- Los voluntarios: tú los controlas, no te hacen sentir mal y puedes dejar de pensar en ellos cuando quieras. 2.- Los involuntarios (que son la mayoría): no los controlas, a menudo te hacen sentir mal y no puedes pararlos fácilmente.

La práctica de mindfulness permite desarrollar la atención por lo que cada vez existirán menos pensamientos involuntarios. Una mente atenta es más eficaz pero, sobre todo, es más feliz, porque no deja que la mente le lleve a pensamientos depresivos o ansiosos tan fácilmente.

(Fuente: Garcia Campayo J, Navarro Gil M. Afrontar la depresión con mindfulness. Barcelona, Siglantana, 2019)

#mindfulness #depresión #bienestar psicológico

SIGUE LEYENDO

Posts muy interesantes

La compasión en las tres grandes religiones monoteístas
La compasión en las tres grandes religiones monoteístas
La compasión en el CristianismoEn el Antiguo Testamento, en el Éxodo, la compasión aparece como una característica de Yahvé cuando describe que es la bondad de Dios la que libera a los judíos de la esclavitud impuesta por los egipcios. El Deuteronomio también enfatiza la protección que deben recibir
LEER MÁS
El sentido de la vida
El sentido de la vida
En los últimos años, la psicología está enfatizando la importancia del sentido de la vida, como un elemento imprescindible para poder ser feliz. Por otra parte, conectar con este sentido, es lo que permite estar comprometido con nuestras acciones a largo plazo.
LEER MÁS
¿Cómo actúa la compasión?
¿Cómo actúa la compasión?
MECANISMOS DE ACCIÓNLos mecanismos principales serían:1.- DISMINUCIÓN DE LA AUTOCRÍTICA: Las personas autocompasivas, cuando describen sus debilidades, no lo hacen tanto sintiéndose aislados o culpables ni utilizando la primera persona singular (“yo”), sino empleando el plural (“nosotros”)
LEER MÁS

¿Necesitas saber más?

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades sobre mindfulness, cursos, podcasts y otras técnicas para mejorar tu salud.

Gracias por suscribirte! Pronto empezarás a recibir nuestras noticias
Uups! Algo ha ido mal cuando intentabas suscribirte.