fbpx

DIFICULTADES PARA LA ACEPTACIÓN

Concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo, y sabiduría para discernir la diferencia.

Oración de la sabiduría

Para muchas personas, la simple idea de aceptar la realidad les repele. Estas son los principales factores que dificultan la aceptación:

1.- LA IMPORTANCIA: Cuanto mayor es el dolor, mayor es la dificultad para la aceptación       

Cuanto más importante es para nosotros el problema y más dolor nos produce, por ejemplo, la muerte de un hijo, más difícil es la aceptación. Es más, aceptar ese suceso nos parecería una falta de amor hacia esa persona, una falta de compromiso con la vida. Con esa visión del mundo, aceptar los sucesos negativos que afectan a seres queridos, nos producen sentimientos de culpa y éste es el origen de muchos duelos crónicos. La forma de afrontar este aspecto es recordando la impermanencia y siendo siempre conscientes de nuestra mortalidad y la de todos los seres vivos. Eso es lo que nos permite desarrollar perspectiva y comprender que lo único realmente importante e insoluble es la muerte. Los demás problemas de la vida son eso, problemas.

2.- EL CONTROL: Siempre creemos que tenemos algo de control

Nos resistimos a asumir que todo lo que ocurre en nuestras vidas se escapa a nuestro control porque no conocemos todos los factores que están determinando ese proceso y, sobre muchos de ellos, no tenemos ninguna influencia. Esto choca frontalmente con la idea predominante en el pensamiento occidental de que el ser humano puede modificar cualquier aspecto de su entorno, a diferencia de la visión tradicional del pensamiento oriental. Esta filosofía ha permitido a los occidentales un gran desarrollo de la tecnología y el control del mundo externo, pero no ha contribuido a que seamos más felices. La forma de afrontar este aspecto es hacernos conscientes del limitado efecto de nuestra conducta sobre el entorno para no sobreactuar sino actuar de forma eficaz.

3.- EL SENTIDO: El sufrimiento al que no se le puede dar un sentido resulta insoportable

Independientemente de la importancia del suceso y de la mayor o menor sensación de control, si podemos dar un sentido al sufrimiento, será mucho más llevadero y nos permitirá crecer como personas. Si no logramos darle sentido, resultará inasumible y generará amargura y distancia con el mundo y con los seres humanos. Tradicionalmente, el sentido venía dado por las creencias religiosas pero, en los tiempos actuales, en que estas creencias se han perdido, los valores personales y el sentido de la vida, deben ser el anclaje que nos permita interpretar el sufrimiento.  

4.- ESTAR DE ACUERDO: La aceptación parece implicar aprobación o que no queramos cambiar nada.

Aceptar la realidad que está ocurriendo en un momento, como por ejemplo el hambre en el mundo, no quiere decir que lo aprobemos, ni que no queramos hacer nada por cambiarlo. Aceptarlo implica que asumimos que nosotros no podemos cambiarlo, aunque mientras podemos hacer lo que consideremos que está en nuestra mano, como ayudar a una ONG. En ese proceso no estamos amargados, sino que seguimos conectados con la felicidad interna que surge por el hecho de estar vivo, ni etiquetamos a unas personas como buenas y a otras como malas, sino que desarrollamos la ecuanimidad hacia todas ellas, ya que todos los seres vivos sufrimos: en eso, todos somos iguales.

(Fuente: García Campayo J. Disminuir el sufrimiento con mindfulness y aceptación. Barcelona: Siglantana, 2020)(Foto: Uluru, Australia)

#mindfulness #meditación #compasión #aceptación

12 Comments
  • Patrícia
    Posted at 11:11h, 14 abril Responder

    Buenísimo el artículo. Muchas gracias!! Un abrazo,

    • Javier García Campayo
      Posted at 23:13h, 27 abril Responder

      Muchas gracias

  • Carme Morist Arnella
    Posted at 20:21h, 14 abril Responder

    Muchas gracias Javier por este articulo.
    En estos momentos que vivimos va bien recordar que no tenemos el control de nuestras vidas.

    • Javier García Campayo
      Posted at 23:13h, 27 abril Responder

      Gracias Carme

  • Jose Luis Diaz
    Posted at 22:42h, 14 abril Responder

    Muy claros, profundos y bien entendibles puntos de vista enmarcados en las realidades objetivas y subjetivas de ser humano. Si bien es cierto que los hechos objetivos pueden ser transferidos a todos por igual, existe una tremenda dificultad en transferir las realidades subjetivas ya que éstas, sustentadas por nuestra particular religiosidad interna, se encuentran opacadas u ocultas tras los velos de nuestra educada personalidad. En ese sentido, siento que el amor es una respuesta. Pero no una respuesta a una pregunta ya que el amor no siento que esté interesado en una pregunta particular. Acaso el amor sea una respuesta a la VIDA misma para nuestro desarrollo. ¿Sera posible que el amor cambie a las personas sin necesidad de proponérselo? Leyendo sus comentarios y escuchándole en sus videos, encuentro siempre una fragancia y una calidad de amor en crecimiento. Muchas gracias y felicitaciones por su gestión.

    • Javier García Campayo
      Posted at 23:13h, 27 abril Responder

      Muy amable. Un abrazo

  • Antolín Merino
    Posted at 12:47h, 15 abril Responder

    No encontramos respuesta al sufrimiento porque el sufrimiento no es una pregunta, aunque nos cuestione. El dolor que todos padecemos, de una u otra forma, está en la realidad que vivimos, que experimentamos en cuerpo y alma, que nos viene dada sin nuestro consentimiento. El sufrimiento no se somete a las reglas de la razón; no requiere una respuesta coherente. Efectivamente, el sufrimiento pide una reacción vital:: la aceptación, el abrazo. Sea porque así no añadimos dolor al dolor, sea porque haya un motivo oculto que no llegamos a reconocer, sea porque otras alternativas no funcionen, sea por lo que sea, la aceptación del dolor hace la carga más ligera y el yugo más llevadero. Ahora bien, la aceptación no se realiza de una vez para siempre; la aceptación se confirma cada día, en cada momento.

    • Javier García Campayo
      Posted at 23:12h, 27 abril Responder

      Completamente de acuerdo, Antolín

  • Beatriz Filomena
    Posted at 23:49h, 01 mayo Responder

    Excelente articulo: totalmente de acuerdo con la dificultad de la aceptación: Pienso que ademas se podría agregar,el que a veces la vemos como una meta por alcanzar del modo hacer de la mente……

    • Javier García Campayo
      Posted at 06:51h, 21 mayo Responder

      Totalmente cierto

  • Graciela Andrea Ortiz
    Posted at 13:15h, 29 mayo Responder

    Gracias Javier por tus aportes y poner al servicio de la humanidad todos tus conocimientos, en mi caso particular creo que desarrollar perspectiva y comprender que lo único realmente importante e insoluble es la muerte.. Eso tal cual eso que mencionás es lo que más me cuesta hago un esfuerzo titánico para ACEPTAR si bien que la muerte es un momento solemne indescriptible casi diría igual que en el momento de nacer un hijo de salir a la luz. Para esa aceptación se necesita un entrenamiento atlético. Voy a leer tu libro y seguir buscando herramientas para ACEPTAR con fortaleza con tempanza con valor para que esa búsqueda tenga valor y sentido en sí misma y poder ayudar a otros a encontrar la verdadera misión que cada ser tiene en la sociedad. Un grana abrazo a la distancia. dios siga iluminando tu mente para poder iluminar la de los demás.

    • Javier García Campayo
      Posted at 17:35h, 31 mayo Responder

      Ya me contras si tema ayudado el libro. Un abrazo

Post A Comment