fbpx

Nuestra experiencia con mindfulness, a lo largo de todos estos años, nos ha confirmado que la práctica exclusiva de mindfulness, descontextualizada de las enseñanzas budistas, puede dar lugar a múltiples efectos adversos y no esperados que limitan su eficacia y van a contribuir a que muchas personas abandonen la práctica. Por un lado estarían los efectos adversos de tinte más médico, los que implican enfermedades físicas o psicológicas, y que hemos descrito en nuestros libros...

Las adicciones son uno de los principales desafíos para la salud mental a nivel internacional. Conocemos las adicciones denomiadas químicas como la drogadicción, alchoolismo o a la nicotina, así como las adicciones basadas en comportamientos que cada vez son más frecuentes, como la adicción al sexo, al trabajo o la más novedosa que surge por un uso excesivo de la tecnología...

El próximo 25 de abril comienza el II Congreso Mindfulness en la educación que reunirá en Zaragoza a algunos de los mayores expertos de España y Europa en Mindfulness aplicado al ámbito educativo y mostrará las experiencias de su implantación en todos los niveles educativos. El Congreso servirá de muestra para conocer lo que se está realizando en algunos de los más de 200 centros educativos que ya están impartiendo mindfulness en España. Una práctica que ya reciben casi 2 millones de estudiantes en todo el mundo. Además, llega en un momento importante para esta práctica en el ámbito educativo ya que Reino Unido acaba de anunciar esta misma semana que 370 escuelas los estudiantes comenzarán a practicar mindfulness dentro del currículo oficial para mejorar la salud mental de los jóvenes. El gobierno de Reino Unido ha adoptado esta medida después de conocer en un estudio médico que casi el 13% de los...

La psicología actual considera que existen dos formas básicas de funcionar de la mente humana, los modos “hacer” y “ser”, que son característicos, pero no específicos, del pensamiento occidental y oriental, respectivamente. Se basan en premisas absolutamente diferentes. El pensamiento occidental está basado en la creencia de que la felicidad esta fuera de nosotros. Sentimos que hay algo que debemos alcanzar: dinero o lo que se puede comprar con él, fama, poder, relaciones sociales o familiares, y pensamos que, cuando lo tengamos, seremos felices. La historia de todos nosotros es la búsqueda continua de metas/objetos que pensamos que nos pueden hacer felices: una carrera universitaria, un trabajo, una pareja, hijos, posesiones, viajes. El problema es que cuando conseguimos cualquiera de estos elementos, incluso algo tan ansiado como es el premio gordo de la lotería, los estudios confirman que en un plazo de 6 a 12 meses los individuos vuelven al nivel de felicidad anterior a que consiguiese el objeto. La conclusión es que nos vemos involucrados...

EL DIÁLOGO INTERNO Si observamos nuestra mente, comprobaremos que continuamente estamos hablando con nosotros mismos, comentando y evaluando internamente todo lo que ocurre a nuestro alrededor, y pensando en el pasado o en el futuro. Este proceso, que denominamos diálogo interno, ocurre más intensamente cuando la mente no tiene una tarea concreta que hacer, es decir, cuando nos aburrimos o la actividad que realizamos nos parece rutinaria. La función del diálogo interno es interpretar todo lo que nos ocurre, dar continuidad y sentido a nuestras experiencias, otorgándonos una sensación de estabilidad en el tiempo y de identidad. Este diálogo es el que construye nuestra biografía porque, si nos damos cuenta, cuando contamos la historia de nuestra vida, no relatamos los hechos desnudos y objetivos, lo que nos ha ocurrido, sino que describimos lo que hemos interpretado de lo que nos ha ocurrido. De hecho, en las psicoterapias cognitivas lo que se intenta es cambiar la interpretación de los hechos que nos han sucedido porque, obviamente,...

LA IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN La atención no es una cualidad menor de la mente, sino que desde los orígenes de la psicología se considera fundamental. William James, uno de los padres de esta disciplina decía: “Mi experiencia es aquello a lo que decido prestar atención” (James, 1890). Nosotros construimos continuamente el mundo con nuestra atención. Así, una persona hipocondríaca no puede dejar de prestar atención a síntomas, enfermedades y médicos. Un individuo deprimido o pesimista no puede dejar de prestar atención a pensamientos y emociones negativos, mientras que un sujeto optimista o alguien que es feliz prestan sobre todo atención a los pensamientos y emociones positivos. Pero la vida de todos nosotros no es muy diferente, el punto clave es dónde ponemos nuestra atención. La principal consecuencia de la inatención es la disminución del rendimiento en cualquier actividad que realizamos. Pero otro efecto, seguramente aún más importante, es el mayor estrés...

Mindfulness puede describirse como un proceso cognitivo complejo, no narrativo, que se ha denominado “modo ser”, en contraposición con la forma habitual y caótica en la que funciona nuestra mente en la vida diaria, que se describe como “modo hacer”. El modo hacer se define como un modo de funcionamiento de la mente orientado a la consecución de una meta, en el que se está preocupado en analizar el pasado y el futuro, con lo que el presente tiene una importancia escasa. La mente tiende a divagar continuamente, con un incesante y agotador diálogo interno, en el que se analizan las discrepancias entre cómo son las cosas y cómo nos gustaría que fuesen. Todo lo que nos ocurre es etiquetado y juzgado como bueno/malo o agradable/desagradable, con lo cual nos apegamos a algunas cosas y queremos rechazar otras. Este es el modo habitual de funcionamiento de nuestra mente y escasamente...

El mindfulness es un estado de la mente, que se desarrolla mediante técnicas psicológicas que incluyen, principalmente la meditación. La práctica de la meditación incrementa los niveles del mindfulness estado, por lo que dicha práctica, realizada de forma frecuente e intensa, acaba aumentando los niveles del mindfulness rasgo (Kiken y cols., 2015). Sin embargo, el mindfulness también puede incrementarse por otras vías: Desarrollando actitudes psicológicas como la aceptación, de una forma psicoeducativa, sin practicar meditación. De hecho, existen estudios que demuestran que los módulos de aceptación de la terapia de aceptación y compromiso consiguen incrementar la aceptación, la no reactividad y la metacognición, así como disminuir la fusión; efectos que se mantienen a los tres meses de la intervención (Villate y cols., 2016). Mediante neurofeedback. Se podría entrenar, también sin meditación, el desarrollo de una actividad cerebral compatible con la meditación. Nuestro grupo desarrolló...

Un tema importante para conocer hasta qué punto puede entrenarse el mindfulness es la heredabilidad genética del mindfulness rasgo. El único estudio hasta el momento sobre el tema, realizado por Waszczuk y sus colaboradores (2015) con 2.100 gemelos de 16 años, evaluó sus niveles de mindfulness y confirmó que este es heredable en un 32%. El 66% de los niveles de mindfulness se debe a factores ambientales no heredables. En el futuro habría que investigar cuáles son los genes que codifican el mindfulness y qué factores ambientales son los que más desarrollan esta cualidad. La conclusión, en cualquier caso, es que el mindfulness, aunque posee un componente genético que explicaría por qué unas personas presentan mayores niveles de mindfulness que otras como rasgo de personalidad, es básicamente entrenable y que todos los individuos, independientemente de lo mindfulness que sean como rasgo de personalidad, pueden aumentar sus niveles de atención plena. Muy...

¿MINDFULNESS ES LO MISMO QUE MEDITACIÓN? (Garcia-Campayo, 2018) Mindfulness no significa meditación, como erróneamente se piensa. De hecho, se pueden alcanzar elevados niveles de mindfulness sin meditar formalmente, aunque no es lo habitual. Por ejemplo, practicando las actividades diarias con atención plena, es decir, realizando meditación informal. También puede desarrollarse mediante técnicas psicoeducativas, como las que se utilizan en el módulo de Aceptación Radical, una de las secciones de la que consta la Terapia Dialéctico Conductual. Por el contrario, no todos los tipos de meditación se asocian al desarrollo de mindfulness, siendo las prácticas atencionales las que principalmente desarrollan este rasgo   ¿QUÉ TIPOS DE MEDITACIÓN EXISTEN? Existen múltiples clasificaciones de los diferentes tipos de meditación. El modelo más completo es el de Dahl y cols. (2015). Divide las prácticas meditativas en tres grandes grupos muy diferenciados: 1.- Atencionales, 2.- Constructivas y 3.- Deconstructivas. 1.- Prácticas de tipo atencional. Buscan manipular la orientación y apertura (foco...

Las intervenciones basadas en mindfulness (en inglés: MBI, Mindfulness-Based Interventions) son aquellas que utilizan el mindfulness, pero no siguen los estrictos criterios de los protocolos más frecuentes (MBSR o MBCT) en cuanto a estructura y número de sesiones o en relación con los contenidos. Son múltiples las razones por las que puede ser necesario o recomendable utilizar las MBI en vez de un protocolo o programa completo. Recordemos que el mindfulness nace en Estados Unidos, en un sistema sanitario privado, como una intervención cara y elitista, mayoritariamente utilizada en población de elevado nivel socioeconómico y cultural. Por eso, algunas de las razones para utilizar las MBI son las siguientes:   Por el contexto en que se utiliza. En los sistemas sanitarios públicos, donde el nivel socioeconómico y cultural es más bajo, y donde la intervención se administra de forma gratuita, el compromiso y la capacidad de comprensión de los...

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA PALABRA MINDFULNESS? Mindfulness es una traducción de la palabra sati, que proviene de la lengua pali, y que es uno de los idiomas en los que fueron escritos los discursos de Buda hace unos 2.500 años. Sati tiene una traducción compleja, ya que en el budismo es un concepto amplio. Es lo opuesto a funcionar en piloto automático, de “soñar despierto”. Significa poner atención en aquello que ocurre en el momento presente. Pese a que, habitualmente, mindfulness se traduce como “atención plena”, “observación clara” o “conciencia plena”, incluye más aspectos. Por ejemplo, otra posible traducción del término es “memoria” o “recordar”, en el sentido que un fenómeno para que sea recordado o “exista” en nuestra mente, es necesario haberlo vivido con atención o con consciencia plena.   ¿CÓMO SE DESARROLLA MINDFULNESS EN OCCIDENTE? El budismo y sus técnicas meditativas empezaron a ser conocidas en occidente desde finales del...