fbpx

¿CÓMO FACILITA MINDFULNESS LA CREATIVIDAD?

Se dice que el proceso de creación se estructura en cuatro fases:

1.- PREPARACIÓN: Consiste en la aparición de una amplia gama de ideas (brainstorming) utilizando el pensamiento divergente, es decir, el surgimiento espontáneo de ideas asociadas al tema de creación. En esta fase es necesario calmar la red de control cognitivo de forma que se active la red  cerebral que funciona por defecto (en inglés, el default mode network o DMN) poniendo en marcha la imaginación. En esta fase, mindfulness ayuda porque incrementa el pensamiento divergente. Practicar mindfulness antes de una sesión de lluvia de ideas hace que estas ideas básicas iniciales sean de mayor calidad.

2.- INCUBACIÓN: Una vez que se han generado suficientes ideas, es momento de dejar de generarlas. Hay que realizar otras actividades de la vida diaria como dormir, jugar y practicar aficiones, tareas rutinarias, etc. mientras el cerebro organiza y estructura esas ideas de forma adecuada. En esta fase poco valorada, mindfulness es especialmente útil. A muchas personas les resulta difícil dejar de pensar y no obsesionarse por el tema, produciendo un gran estrés. La práctica de mindfulness facilita esa desconexión, porque el proceso creativo no llega de forma voluntaria sino que aparece. Podría surgir incluso durante la meditación. Mindfulness caminando puede ser una excelente técnica para disminuir ese estrés y facilitar el proceso creativo.

3.- ILUMINACIÓN: Es el momento del ¡Eureka! o ¡Ajá! El momento de creatividad en el que las ideas inconscientes y no relacionadas toman sentido y son detectados por el circuito de saliencia, que detecta la idea creativa en el mar de ideas de la mente. Mediante la práctica de mindfulness se incrementa la toma de conciencia, por lo que en esta fase es más fácil detectar la idea creativa de la maraña del resto de pensamientos, lo cual es más difícil de lograr en el caos de una mente no mindful.

4.- VERIFICACIÓN: Hay que exponer la idea a la realidad y ver el resultado. Se requiere pensamiento convergente (usar menos la imaginación y más el control cognitivo y atencional para realizar una evaluación analítica). Mindfulness facilita estar motivado y focalizado, usando el pensamiento convergente, para elegir las soluciones más eficaces.

En suma, lo que se requiere es un equilibrio entre los circuitos de control cognitivo y red cerebral por defecto. Mindfulness potencia ambas pero también potencia el circuito de saliencia, el que mantiene el equilibrio entre ellos, porque nos va a decir qué circuito debe activarse y cuando.

(Fuente: García Campayo J. ¿Qué sabemos del mindfulness? Barcelona: Kairós, 2018)(Foto: Valencia)

#mindfulness #meditación #compasión

2 Comments
  • Chris Giraudo Conesa
    Posted at 13:47h, 23 febrero Responder

    Gracias por explicarme que es la «red cerebral por defecto». Supongo que se trata de una red neuronal. Saludos cordiales

    • Javier García Campayo
      Posted at 19:49h, 23 febrero Responder

      Eso es Chris. Es una red neuronal que se describió estudiando a meditadores (aunque esta en todas las personas) y se modifica con la práctica meditativa.

Post A Comment