¿El mindfulness solo se desarrolla mediante la meditación?

El mindfulness es un estado de la mente, que se desarrolla mediante técnicas psicológicas que incluyen, principalmente la meditación. La práctica de la meditación incrementa los niveles del mindfulness estado, por lo que dicha práctica, realizada de forma frecuente e intensa, acaba aumentando los niveles del mindfulness rasgo (Kiken y cols., 2015). Sin embargo, el mindfulness también puede incrementarse por otras vías:

  1. Desarrollando actitudes psicológicas como la aceptación, de una forma psicoeducativa, sin practicar meditación. De hecho, existen estudios que demuestran que los módulos de aceptación de la terapia de aceptación y compromiso consiguen incrementar la aceptación, la no reactividad y la metacognición, así como disminuir la fusión; efectos que se mantienen a los tres meses de la intervención (Villate y cols., 2016).

  2. Mediante neurofeedback. Se podría entrenar, también sin meditación, el desarrollo de una actividad cerebral compatible con la meditación. Nuestro grupo desarrolló un estudio (Navarro-Gil y cols., 2017) en el que se entrenaba a individuos sanos, sin experiencia previa en mindfulness, con técnicas de neurofeedback, consiguiendo incrementar la potencia alfa en el estudio electroencefalográfico. Estos sujetos incrementaban sus niveles de mindfulness medidos con el cuestionario MAAS (magnitud del efecto = 0,94) y los valores totales del test FFMQ (magnitud del efecto = 1,38). También había una tendencia a mejorar la función cognitiva medida con el test PASAT. El incremento de la potencia alfa mediaba la mejoría de la función cognitiva, pero no el incremento del mindfulness. El estudio confirmaba que un entrenamiento en neurofeedback puede aumentar las habilidades del mindfulness en sujetos sanos sin experiencia meditativa previa.

  3. Ingesta de psicoestimulantes tipo ayahuasca. La ayahuasca es una planta psicotrópica usada de forma ritual por los nativos del Amazonas. El té de esta planta contiene dimetiltriptamina (DMT), que es agonista de los receptores 5HT2A, y del alcaloide betacarbolina, que tiene propiedades similares a la monoaminooxidasa. Su administración aguda produce una experiencia onírica introspectiva caracterizada por visiones y memorias autobiográficas y emocionales. Se ha utilizado en el tratamiento de la depresión y de las adicciones de forma experimental. Soler y sus colaboradores (2015) realizaron un estudio piloto con 25 individuos que recibieron una sesión de ayahuasca y a los que se les administró, posteriormente, el Five Facet Mindfulness Questionnaire (FFMQ) y el Experiences Questionnaire (EQ). La ayahuasca produjo un incremento significativo de dos facetas del FFMQ: la reducción de juzgar las experiencias y la reactividad interior. También se observó un incremento del descentramiento medido con el EQ. Estos hallazgos son habituales mediante la práctica meditativa, y la intensidad del cambio era similar a la encontrada al realizar retiros de meditación intensivos.

  4. Mediante otros medios, como por ejemplo el estado de flow. El estado de flow (flujo) fue descrito por Csikszentmihalyi (1990) y se define como el estado mental operativo en el que una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. No hay estudios que confirmen que el estado de flow aumente los niveles del mindfulness, que podría considerarse un estado de flow aplicable a cualquier actividad de la vida diaria. Por el contrario, sí que parece que la práctica del mindfulness incrementaría el estado de flow.

  5. Mediante realidad virtual. Un estudio de nuestro grupo demuestra que la realidad virtual puede sustituir la enseñanza y la práctica del mindfulness permitiendo desarrollar niveles de mindfulness similares (Navarro-Haro y cols., 2017).

 

Fragmento del libro ‘¿Qué sabemos de Mindfulness?’

 

Si quieres conocer más en profundidad este tema, los estudios realizados hasta el momento sobre el mismo, o cualquier tipo de información acerca de la evidencia científica del mindfulness, no dudes en leer “¿Qué sabemos del Mindfulness?”, un completísimo libro que reúne prácticamente toda la evidencia científica acumulada en los casi cuarenta años de la existencia de los programas modernos de mindfulness.

 


PARA CUALQUIER CONSULTA O SUGERENCIA …

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.