El monstruo de la montaña

Somos conscientes de la utilidad de las parábolas, los cuentos y las enseñanas para el aprendizaje de una técnica tan vivencial como Mindfulness. Por eso todos los capítulos del libro “Mindfulness, Nuevo Manual Práctico. El camino de la Atención plena”  incluyen estos recursos didácticos. La mayor parte pertenecen a la tradición meditativa oriental, generalmente budista, tronco del que procede mindfulness.

Hoy compartimos con vosotros el cuento titulado El monstruo de la montaña, tomado del capítulo dos del libro (pag. 34).

 

En un pequeño pueblo del Japón medieval, vivía en lo alto de una montaña, un monstruo gigantesco que devoraba a todos los que se acercaban a la cueva en que vivía. Todo el mundo estaba aterrorizado y nadie se atrevía a ir a la montaña. Varias personas que habían intentado matarle, habían muerto.

Un joven monje que había llegado recientemente a la aldea decidió subir a la montaña y hablar con el monstruo. Los vecinos intentaron disuadirlo, pero ante la firmeza del muchacho, le proveyeron con diferentes armas. Cuando el religioso llegó a la cueva, las armas se adhirieron al cuerpo del monstruo dejándole a su merced. Pero el monje no mostraba miedo, sino que miró al monstruo con afecto y admiración.

  • “¿Por qué no te doy miedo?” – preguntó el monstruo – “No eres como los demás”
  • “No lo sé. Siento que soy universal, que mi cuerpo y mi espíritu están unidos al vacío. Que usted y yo somos lo mismo, de forma que yo existo en usted y usted existe en mí. Por lo tanto, si me come se come a usted mismo, lo cual sería una locura. Pero si desea hacerlo, aquí estoy.”

El monstruo estaba aturdido:

  • “Hasta ahora todo el mundo que venía tenía miedo al verme y acercarse a mí. Pero tú lo has cambiado todo. Tengo el estómago revuelto, no tengo ganas de comerte… no puedo. Vete de aquí, por favor.”

Se dice que el monstruo nunca más volvió a bajar a la aldea ni a comer a nadie.

 

Imagen de cabecera: libre de derechos de autor

 

PARA CUALQUIER CONSULTA O SUGERENCIA …

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.